Innovación de negocios y tendencias

¿Design thinking = Innovación?

 

En los últimos años de mi carrera me he dedicado a entender y transmitir mis reflexiones acerca de la creatividad, diseño e innovación.

Cuando se habla sobre design thinking, generalmente se habla del proceso de design thinking como la llave de la innovación que varía de autor en autor, sin embargo es esencialmente el mismo: empatizar, idear y crear–, pero, ¿es design thinking lo mismo que innovación, o no necesariamente?

Quisiera primero hacernos conscientes y presentes del design thinking, es decir, pensamiento de diseño; y diseño no es solo la parte estética de las cosas, sino cómo podemos generar soluciones funcionales a las personas tomando en cuenta diferentes puntos de vista, premisas y restricciones.

Aquí es donde el diseño se vuelve mágico, pues esta configuración mental de tomar en cuenta puntos de vista y premisas es la que nos permite reconfigurar las cosas para que funcionen en su contexto de uso.

Por esto, me gusta ver el diseño como un conjunto de lentes que nos permiten configurar ópticas, es decir, abordajes y premisas de los cuales emergen soluciones funcionales.

Nota a mí mismo: Arturo, ¿pero qué sucede con la empatía de la que tanto se habla en el design thinking? Veo a la empatía como una premisa de pensamiento que facilita la adoptabilidad de nuestra iniciativa, si bien el ingrediente mágico no es el ingrediente que necesariamente define el éxito de la misma; tiene igual de importancia la rentabilidad en el modelo de negocio, así como la eficiencia en procesos productivos.

Al entender este abordaje, entonces podemos decir que el diseño es acerca de lentes; cada lente al contraponerse con otro, cambia la óptica y emerge algo.

Por ejemplo, al combinar los lentes de adopción humana, rentabilidad y factibilidad económica, emerge algo llamado innovación –centrada en el usuario–; así como al combinar inclusión social, crecimiento económico y el cuidado ambiental, emerge la sostenibilidad; o bien cuando mezclamos comodidad, estética, durabilidad y buen precio, emerge el concepto de un buen zapato –una broma que ilustra cómo se diseñaría un zapato bajo ese framework–.

La interfaz análoga que nos permite facilitar este pensamiento no lineal, contraponiendo lentes, son nuestros amigos los Post-it y el framework que enmarca sus criterios de interpretación –podría desarrollar otra entrada sobre este tema la próxima vez que escriba en La Fogata–.

Así, diría que la innovación es resultado del diseño en esencia, sin importar si es un hijo legítimo o bastardo, es decir, ya sea diseñado con la intención de innovar, o bien siendo un serendipity de decisiones sin consciencia o intención.

Innovación es el resultado de óptimas condiciones de adopción –necesidades de usuarios no satisfechas–, premisas y flanqueo de restricciones, y esto ha sido enmarcado en el proceso de design thinking que todos conocemos, por ello hay una estrecha relación entre innovación y design thinking.

Sin embargo, hay más procesos/metodologías que usan como esencia el pensamiento de diseño, ya que cada metodología está diseñada con lentes universales pre-configurados (ej. el Sprint de GV o el HCD de IDEO), que nos ayudan a alcanzar diferentes objetivos, siempre explorando soluciones de forma creativa.

Espero que esta reflexión les haya sido de valor.